Incrementa Holguín acciones por la libertad de los Cinco. Jornada provincial “5 x los 5” en Báguano.

Por Arnaldo Vargas Castro/ En un artículo titulado “Nueva York en junio”, publicado en el  diario La Nación, de Buenos Aires, argentina, el 15 de agosto de 1886, José Martí expresaba: “Acá, como en casi todas partes, pueden todavía más los intereses que las justicias!“.

Han transcurrido 126 años y no ha cambiado en el gran país del Norte de nuestra América esa dicotomía  entre interés y justicia, a no ser el incremento de la distancia que los separa; porque es extraordinariamente mayor  la acumulación de capitales, como resultado de la explotación y las guerras de rapiña; mientras la justicia continúa amordazada y subordinada a los intereses políticos del sistema que la sustenta.

Si fuese de otra manera, los Cinco antiterroristas cubanos no hubieran ido a prisión; ni hubieran tenido que sufrir otras injusticias colaterales, como el envío al hueco de castigo en varias oportunidades, la prohibición de visitas familiares (Gerardo y René), no poder acceder a sus abogados ni a documentos elementales durante los procesos de apelación y el Hábeas Corpus…

A 13 años del injusto encierro, el Gobierno de Estados Unidos no acaba de reconocer que cometió y comete un grave error con los cinco antiterroristas cubanos, puesto que sin pruebas acusatorias, no hay caso; si no hubo caso, no debieron ser juzgados ni sancionados.

El propio Héroe Nacional de Cuba reconoció: “Viví en el monstruo y le conozco las entrañas…”. De cuya experiencia personal concluyó que “En la justicia no cabe demora: y el que dilata su cumplimiento, la vuelve contra sí”.

Muy a pesar del silencio mediático que imponen los grandes medios de comunicación, la verdad se impone, y cada día se suman más personas y grupos, a la causa de los Cinco cubanos que cumplían honrosas misiones para evitar acciones criminales contra su pueblo por grupos que actúan con total impunidad desde territorio estadounidense.

Esa ola humana de solidaridad con Gerardo Hernández Nordelo, Ramón Labañino Salazar, Fernando González Llort, Antonio Guerrero Rodríguez y René González Sewerert, comenzó en la isla a la cual pertenecen y se ha expandido y multiplicado por todos los países del planeta, porque no se puede engañar todo el tiempo a todas las personas. La verdad tiene alas y no hay quien la detenga.

Para apoyar esa batalla de reclamo por el cese de la injusticia cometida, se celebra en Holguín un Coloquio Internacional que ha crecido progresivamente en participantes y países, desde la celebración del primero en  2005.

En la quinta edición de estos encuentros solidarios, una gibareña propuso dedicar un día al mes en todos los confines del planeta, para acrecentar las acciones a favor de la causa de los Cinco. Por consenso de los participantes se decidió que fuera el día cinco de cada mes, razón por la cual se le denomina a esa campaña que tanta fuerza ha cobrado: “Cinco por los Cinco”.

Aunque toda esta provincia de Holguín vibra en la señalada fecha, se toma como referencia uno de sus 14 municipios cada mes, a donde acuden los integrantes de la filial provincial del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), para actualizar a los activistas sobre la situación de los Héroes antiterroristas y retroalimentarse de sus acciones cotidianas.

En esta ocasión levantó banderas, como decimos los cubanos, el municipio cañero azucarero de Báguano, cuyos pobladores pusieron en práctica diversas iniciativas para reiterar su apoyo irrestricto a la Revolución y reclamar el cese de la injusticia que comete el gobierno estadounidense desde hace más de 13 años contra los luchadores cubanos.

Un taller de ideas y experiencias dirigió la Dra. Laura Sanz Hidalgo, integrante del Colectivo por la Libertad de los Cinco, en la biblioteca pública de la localidad, donde la presidencia del ICAP intercambió con activistas de Educación, Cultura, Deportes y otros sectores, distinguiéndose la labor comunitaria.

Alberto Zayas Cabrera, alumno de 8vo. Grado de la escuela secundaria básica urbana Leovigildo Ramírez Batista, quien padece de artritis rematoidea aguda, expuso con emoción las razones que lo impulsan a participar en el movimiento popular por la libertad de los Cinco, y declamó tres  décimas de su autoría, sobre el tema.

El resto de las intervenciones versaron sobre el valor de las ideas en esta batalla contra la injusticia; el papel desempeñado por las mujeres, los jóvenes y niños, cuya frescura e iniciativas han contribuido a una mayor efectividad de las acciones.

El profesor Jesús Carmenate Laurencio destacó los valores legados por insignes hijos del pueblo cubano, de los cuales bebieron los Cinco y se convirtieron en Héroes sin proponérselo. Valores, dijo, que “están sembrados en todos nosotros y pasarán a las generaciones que nos sucederán, porque lo llevamos en la sangre, es hereditario”.

Después de ese magnífico encuentro, quedó inaugurada en la galería de arte del propio poblado,  una exposición de pinturas y dibujos infantiles sobre los Cinco; fue presentada una multimedia sobre los coloquios; y poco después tuvo lugar una magnífica actividad en la casa de cultura, donde se presentaron jóvenes creadores, instructores de arte y aficionados. Todos organizados en un proyecto cultural denominado “El árbol que silva y canta”.

Al frente de ese grupo de jóvenes entusiastas y creativos se encuentra el Dr. en ciencias, Rolando Bellido Aguilera, a quien pregunté sobre el proyecto.

“Este proyecto se basa en la mítica de un árbol que se ha convertido en símbolo de nuestra localidad, mediante el cual se demuestra la prevalencia de lo espiritual sobre lo material.  De ahí que nos dediquemos a rescatar y enaltecer los valores artísticos y literarios de la localidad; a promover metodologías participativas en las comunidades, para mejorar la obra sociocultural de la Revolución, con una dimensión patriótica, de rescate de la historia y las  tradiciones.

Como la actividad más importante que acometemos desde hace algún tiempo, es el trabajo  unido y de forma creadora por la libertad de esos cinco hermanos sancionados injustamente por el gobierno de Estados Unidos”.

¿Qué te pareció esta jornada del Cinco por los Cinco?

“Muy buena por la cantidad de participantes, por las iniciativas puestas en práctica, porque cada cual asume su parte con mucha responsabilidad y consciente de que con la sumatoria de todas estas acciones aquí y fuera de Cuba, es que finalmente se logrará el regreso de los Cinco a casa”.

Desde el municipio de Báguano, los holguineros reiteraron su reclamo que ya es universal: ¡Cese la injusticia. Liberen a los Cinco!
En un artículo titulado “Nueva York en junio”, publicado en el  diario La Nación, de Buenos Aires, argentina, el 15 de agosto de 1886, José Martí expresaba: “Acá, como en casi todas partes, pueden todavía más los intereses que las justicias!“.

Han transcurrido 126 años y no ha cambiado en el gran país del Norte de nuestra América esa dicotomía  entre interés y justicia, a no ser el incremento de la distancia que los separa; porque es extraordinariamente mayor  la acumulación de capitales, como resultado de la explotación y las guerras de rapiña; mientras la justicia continúa amordazada y subordinada a los intereses políticos del sistema que la sustenta.

Si fuese de otra manera, los Cinco antiterroristas cubanos no hubieran ido a prisión; ni hubieran tenido que sufrir otras injusticias colaterales, como el envío al hueco de castigo en varias oportunidades, la prohibición de visitas familiares (Gerardo y René), no poder acceder a sus abogados ni a documentos elementales durante los procesos de apelación y el Hábeas Corpus…

A 13 años del injusto encierro, el Gobierno de Estados Unidos no acaba de reconocer que cometió y comete un grave error con los cinco antiterroristas cubanos, puesto que sin pruebas acusatorias, no hay caso; si no hubo caso, no debieron ser juzgados ni sancionados.

El propio Héroe Nacional de Cuba reconoció: “Viví en el monstruo y le conozco las entrañas…”. De cuya experiencia personal concluyó que “En la justicia no cabe demora: y el que dilata su cumplimiento, la vuelve contra sí”.

Muy a pesar del silencio mediático que imponen los grandes medios de comunicación, la verdad se impone, y cada día se suman más personas y grupos, a la causa de los Cinco cubanos que cumplían honrosas misiones para evitar acciones criminales contra su pueblo por grupos que actúan con total impunidad desde territorio estadounidense.

Esa ola humana de solidaridad con Gerardo Hernández Nordelo, Ramón Labañino Salazar, Fernando González Llort, Antonio Guerrero Rodríguez y René González Sewerert, comenzó en la isla a la cual pertenecen y se ha expandido y multiplicado por todos los países del planeta, porque no se puede engañar todo el tiempo a todas las personas. La verdad tiene alas y no hay quien la detenga.

Para apoyar esa batalla de reclamo por el cese de la injusticia cometida, se celebra en Holguín un Coloquio Internacional que ha crecido progresivamente en participantes y países, desde la celebración del primero en  2005.

En la quinta edición de estos encuentros solidarios, una gibareña propuso dedicar un día al mes en todos los confines del planeta, para acrecentar las acciones a favor de la causa de los Cinco. Por consenso de los participantes se decidió que fuera el día cinco de cada mes, razón por la cual se le denomina a esa campaña que tanta fuerza ha cobrado: “Cinco por los Cinco”.

Aunque toda esta provincia de Holguín vibra en la señalada fecha, se toma como referencia uno de sus 14 municipios cada mes, a donde acuden los integrantes de la filial provincial del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), para actualizar a los activistas sobre la situación de los Héroes antiterroristas y retroalimentarse de sus acciones cotidianas.

En esta ocasión levantó banderas, como decimos los cubanos, el municipio cañero azucarero de Báguano, cuyos pobladores pusieron en práctica diversas iniciativas para reiterar su apoyo irrestricto a la Revolución y reclamar el cese de la injusticia que comete el gobierno estadounidense desde hace más de 13 años contra los luchadores cubanos.

Un taller de ideas y experiencias dirigió la Dra. Laura Sanz Hidalgo, integrante del Colectivo por la Libertad de los Cinco, en la biblioteca pública de la localidad, donde la presidencia del ICAP intercambió con activistas de Educación, Cultura, Deportes y otros sectores, distinguiéndose la labor comunitaria.

Alberto Zayas Cabrera, alumno de 8vo. Grado de la escuela secundaria básica urbana Leovigildo Ramírez Batista, quien padece de artritis rematoidea aguda, expuso con emoción las razones que lo impulsan a participar en el movimiento popular por la libertad de los Cinco, y declamó tres  décimas de su autoría, sobre el tema.

El resto de las intervenciones versaron sobre el valor de las ideas en esta batalla contra la injusticia; el papel desempeñado por las mujeres, los jóvenes y niños, cuya frescura e iniciativas han contribuido a una mayor efectividad de las acciones.

El profesor Jesús Carmenate Laurencio destacó los valores legados por insignes hijos del pueblo cubano, de los cuales bebieron los Cinco y se convirtieron en Héroes sin proponérselo. Valores, dijo, que “están sembrados en todos nosotros y pasarán a las generaciones que nos sucederán, porque lo llevamos en la sangre, es hereditario”.

Después de ese magnífico encuentro, quedó inaugurada en la galería de arte del propio poblado,  una exposición de pinturas y dibujos infantiles sobre los Cinco; fue presentada una multimedia sobre los coloquios; y poco después tuvo lugar una magnífica actividad en la casa de cultura, donde se presentaron jóvenes creadores, instructores de arte y aficionados. Todos organizados en un proyecto cultural denominado “El árbol que silva y canta”.

Al frente de ese grupo de jóvenes entusiastas y creativos se encuentra el Dr. en ciencias, Rolando Bellido Aguilera, a quien pregunté sobre el proyecto.

“Este proyecto se basa en la mítica de un árbol que se ha convertido en símbolo de nuestra localidad, mediante el cual se demuestra la prevalencia de lo espiritual sobre lo material.  De ahí que nos dediquemos a rescatar y enaltecer los valores artísticos y literarios de la localidad; a promover metodologías participativas en las comunidades, para mejorar la obra sociocultural de la Revolución, con una dimensión patriótica, de rescate de la historia y las  tradiciones.

Como la actividad más importante que acometemos desde hace algún tiempo, es el trabajo  unido y de forma creadora por la libertad de esos cinco hermanos sancionados injustamente por el gobierno de Estados Unidos”.

¿Qué te pareció esta jornada del Cinco por los Cinco?

“Muy buena por la cantidad de participantes, por las iniciativas puestas en práctica, porque cada cual asume su parte con mucha responsabilidad y consciente de que con la sumatoria de todas estas acciones aquí y fuera de Cuba, es que finalmente se logrará el regreso de los Cinco a casa”.

Desde el municipio de Báguano, los holguineros reiteraron su reclamo que ya es universal: ¡Cese la injusticia. Liberen a los Cinco!
En un artículo titulado “Nueva York en junio”, publicado en el  diario La Nación, de Buenos Aires, argentina, el 15 de agosto de 1886, José Martí expresaba: “Acá, como en casi todas partes, pueden todavía más los intereses que las justicias!“.

Han transcurrido 126 años y no ha cambiado en el gran país del Norte de nuestra América esa dicotomía  entre interés y justicia, a no ser el incremento de la distancia que los separa; porque es extraordinariamente mayor  la acumulación de capitales, como resultado de la explotación y las guerras de rapiña; mientras la justicia continúa amordazada y subordinada a los intereses políticos del sistema que la sustenta.

Si fuese de otra manera, los Cinco antiterroristas cubanos no hubieran ido a prisión; ni hubieran tenido que sufrir otras injusticias colaterales, como el envío al hueco de castigo en varias oportunidades, la prohibición de visitas familiares (Gerardo y René), no poder acceder a sus abogados ni a documentos elementales durante los procesos de apelación y el Hábeas Corpus…

A 13 años del injusto encierro, el Gobierno de Estados Unidos no acaba de reconocer que cometió y comete un grave error con los cinco antiterroristas cubanos, puesto que sin pruebas acusatorias, no hay caso; si no hubo caso, no debieron ser juzgados ni sancionados.

El propio Héroe Nacional de Cuba reconoció: “Viví en el monstruo y le conozco las entrañas…”. De cuya experiencia personal concluyó que “En la justicia no cabe demora: y el que dilata su cumplimiento, la vuelve contra sí”.

Muy a pesar del silencio mediático que imponen los grandes medios de comunicación, la verdad se impone, y cada día se suman más personas y grupos, a la causa de los Cinco cubanos que cumplían honrosas misiones para evitar acciones criminales contra su pueblo por grupos que actúan con total impunidad desde territorio estadounidense.

Esa ola humana de solidaridad con Gerardo Hernández Nordelo, Ramón Labañino Salazar, Fernando González Llort, Antonio Guerrero Rodríguez y René González Sewerert, comenzó en la isla a la cual pertenecen y se ha expandido y multiplicado por todos los países del planeta, porque no se puede engañar todo el tiempo a todas las personas. La verdad tiene alas y no hay quien la detenga.

Para apoyar esa batalla de reclamo por el cese de la injusticia cometida, se celebra en Holguín un Coloquio Internacional que ha crecido progresivamente en participantes y países, desde la celebración del primero en  2005.

En la quinta edición de estos encuentros solidarios, una gibareña propuso dedicar un día al mes en todos los confines del planeta, para acrecentar las acciones a favor de la causa de los Cinco. Por consenso de los participantes se decidió que fuera el día cinco de cada mes, razón por la cual se le denomina a esa campaña que tanta fuerza ha cobrado: “Cinco por los Cinco”.

Aunque toda esta provincia de Holguín vibra en la señalada fecha, se toma como referencia uno de sus 14 municipios cada mes, a donde acuden los integrantes de la filial provincial del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), para actualizar a los activistas sobre la situación de los Héroes antiterroristas y retroalimentarse de sus acciones cotidianas.

En esta ocasión levantó banderas, como decimos los cubanos, el municipio cañero azucarero de Báguano, cuyos pobladores pusieron en práctica diversas iniciativas para reiterar su apoyo irrestricto a la Revolución y reclamar el cese de la injusticia que comete el gobierno estadounidense desde hace más de 13 años contra los luchadores cubanos.

Un taller de ideas y experiencias dirigió la Dra. Laura Sanz Hidalgo, integrante del Colectivo por la Libertad de los Cinco, en la biblioteca pública de la localidad, donde la presidencia del ICAP intercambió con activistas de Educación, Cultura, Deportes y otros sectores, distinguiéndose la labor comunitaria.

Alberto Zayas Cabrera, alumno de 8vo. Grado de la escuela secundaria básica urbana Leovigildo Ramírez Batista, quien padece de artritis rematoidea aguda, expuso con emoción las razones que lo impulsan a participar en el movimiento popular por la libertad de los Cinco, y declamó tres  décimas de su autoría, sobre el tema.

El resto de las intervenciones versaron sobre el valor de las ideas en esta batalla contra la injusticia; el papel desempeñado por las mujeres, los jóvenes y niños, cuya frescura e iniciativas han contribuido a una mayor efectividad de las acciones.

El profesor Jesús Carmenate Laurencio destacó los valores legados por insignes hijos del pueblo cubano, de los cuales bebieron los Cinco y se convirtieron en Héroes sin proponérselo. Valores, dijo, que “están sembrados en todos nosotros y pasarán a las generaciones que nos sucederán, porque lo llevamos en la sangre, es hereditario”.

Después de ese magnífico encuentro, quedó inaugurada en la galería de arte del propio poblado,  una exposición de pinturas y dibujos infantiles sobre los Cinco; fue presentada una multimedia sobre los coloquios; y poco después tuvo lugar una magnífica actividad en la casa de cultura, donde se presentaron jóvenes creadores, instructores de arte y aficionados. Todos organizados en un proyecto cultural denominado “El árbol que silva y canta”.

Al frente de ese grupo de jóvenes entusiastas y creativos se encuentra el Dr. en ciencias, Rolando Bellido Aguilera, a quien pregunté sobre el proyecto.

“Este proyecto se basa en la mítica de un árbol que se ha convertido en símbolo de nuestra localidad, mediante el cual se demuestra la prevalencia de lo espiritual sobre lo material.  De ahí que nos dediquemos a rescatar y enaltecer los valores artísticos y literarios de la localidad; a promover metodologías participativas en las comunidades, para mejorar la obra sociocultural de la Revolución, con una dimensión patriótica, de rescate de la historia y las  tradiciones.

Como la actividad más importante que acometemos desde hace algún tiempo, es el trabajo  unido y de forma creadora por la libertad de esos cinco hermanos sancionados injustamente por el gobierno de Estados Unidos”.

¿Qué te pareció esta jornada del Cinco por los Cinco?

“Muy buena por la cantidad de participantes, por las iniciativas puestas en práctica, porque cada cual asume su parte con mucha responsabilidad y consciente de que con la sumatoria de todas estas acciones aquí y fuera de Cuba, es que finalmente se logrará el regreso de los Cinco a casa”.

Desde el municipio de Báguano, los holguineros reiteraron su reclamo que ya es universal: ¡Cese la injusticia. Liberen a los Cinco!

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Los Cinco, Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s