A la educadora Iris le apasiona el periodismo

 

Por Arnaldo Vargas Castro.- Basta mirar a los ojos de mujeres como Iris Rodríguez Beltrán, para confirmar la apreciación martiana de que “Luz es una especie de espíritu que brota del sol en el cielo, y de las mujeres en la tierra”. Ella ha consagrado su vida al magisterio, “…aunque mi verdadera vocación era el periodismo, pero cuando me comunicaron que faltaban maestros, pudo más el deber, y aquí estoy, 33 años después de aquel llamado”.

Confesó la destacada profesora de la Escuela Militar Camilo Cienfuegos de Holguín, que lo más importante en la vida no es hacer lo que uno quiere, sino estar donde   más falta  hace,  a  sabiendas de que, como también escribió  nuestro Héroe Nacional: “…para ser maestro de otros es necesario saber servir”.

Cuando Iris devuelve la mirada al pasado, experimenta cierta nostalgia, también  orgullo, porque hay muchas  personas de diferentes edades y profesiones que me reconocen por todas partes y me tratan con tanto cariño. Me dicen: profe, todavía usted continúa en la escuela? Y yo les digo que sí, con una satisfacción que sin  darme cuenta, se la transmito a ellos”.

¿Dónde se preparó como educadora?

“Formé parte del Tercer Destacamento pedagógico creado por el Comandante en Jefe (Fidel Castro Ruz, graduándome en 1979. Desde entonces he contribuido a la formación de muchos profesionales y actuales oficiales de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR). Gente buena, comprometida con su tiempo, la Revolución y el pueblo”.

¿Principales satisfacciones?

“Muchas satisfacciones, puesto que queda en los estudiantes una semillita sembrada en su pecho, que fructifica y jamás se olvida. Mira, el otro día, por ejemplo, atendí a un padre que vino a matricular a su hijo. Resulta que el adolescente es alumno mío, como también lo  fue su propio padre”.

¿Qué diferencia ve usted en una  mujer, respecto al  hombre,  en el arte de educar?

“Ambos pueden ser igual de buenos, pero la mujer se entrega más y los estudiantes  se solidarizan más con la maestra que con el maestro. Debe ser porque nos asocia con la madre que les prodigaba cariño y comprensión. Algo de eso debe ser. Yo creo que la mujer fue dotada de esas particularidades que la diferencian del hombre. Por lo demás, somos iguales y tenemos los mismos derechos”.

Iris es como esas mujeres que llevan el sol en los ojos y la bondad en el corazón. Educar es parte de su vida y le ha proporcionado grandes satisfacciones, aunque le queda la insatisfacción de no haber sacado a flote también, su amor por el periodismo, porque según Gabriel García Márquez, “…es el mejor oficio del mundo”, y dejó escrito José Martí que “Tiene tanto el periodista de soldado…”

¿Acaso yo no soy, como tantas otras, un soldado más de la Revolución?

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s